Enrique Manzano
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

ESTILOS BÁSICOS
Existen tres estilos básicos: Chisen–kaiyu–skiki o jardín lago–isla. Es el estilo básico importado de China. Consiste en un estanque frente a una montaña. El estanque puede ser verdadero o estar representado con grava rastrillada. Utiliza plantas autóctonas de las montañas. El jardín de paseo es siempre de estilo lago–isla.

 1 Chisenkaiyuskiki o jardín lago isla
Foto 1: Chisen–kaiyu–skiki o jardín lago-isla


Hiraniwa o jardín llano. Viene del uso de los espacios abiertos llanos frente a templos y palacios de ceremonias. Éstos muchas veces son jardines secos, un estilo llamado karesansui. Son usados por el budismo Zen para la meditación, la contemplación y suelen representar un lugar a orillas del mar. Los patios son siempre jardines de estilo llano.

 2 Jardín Hiraniwa Karesansui Ryoan ji en Kioto b
 Foto 2: Jardín Hiraniwa Karesansui Ryoan-ji en Kioto


Rojiniwa o jardín de té. En este la función anula la forma. El roji es un sendero cubierto de rocío, es el centro del jardín junto con el cuenco de agua y las puertas. Esta es la excepción a la regla. Las plantaciones deben ser simples hasta el punto de escasas y dar la sensación de rusticidad.

 3 Jardín Rojiniwa o jardín de Té
 Foto 3: Jardín Rojiniwa o jardín de Té

 

Formalidad
Otra consideración a tener en cuenta es la formalidad del jardín. Los estilos chisen–kaiyu–skiki e hiraniwa pueden ser shin (formales), gyo (intermedios) o so (informales). En templos y palacios los jardines son formales, en las casas los intermedios son apropiados y el informal es para chozas de campesinos y refugios de montaña. El jardín de té es siempre en estilo informal.

Componentes del jardín
• Ishi (las rocas o piedras)
Las rocas son parte fundamental, formando el esqueleto del jardín. El Sakuteiki nombra agrupaciones de piedras específicas, donde cada una posee un significado, pero esto tiene poca importancia en la actualidad. Existen piedras básicas y reglas generales para su colocación.
Son fundamentales: la vertical alta, la vertical baja, el arco, la reclinada y la horizontal. Estas se fijan generalmente en triadas, aunque no siempre es así. Dos piedras similares, por ejemplo, dos verticales altas o dos piedras reclinadas, una ligeramente más pequeña que la otra, se pueden fijar juntas como hombre y mujer, aunque por lo general se utilizan grupos de tres, cinco y siete.
Para no transgredir un tabú deben evitarse las tres piedras malas. Estas son la piedra marchita, llamada así porque en la parte superior está deformada, la piedra muerta, porque es de obvio uso vertical y ha sido usada como horizontal o viceversa y la piedra pobre que no tiene relación con las otras. 

 4 Ishi rocas
 Foto 4: Ishi rocas


Se usa sólo una piedra de cada uno de los tipos básicos de cualquier grupo, las otras deben ser piedras más pequeñas e insignificantes, conocidas como piedras para usar y tirar.
Pueden utilizarse como escultura sobre un fondo bidimensional, o darles una función práctica, por ejemplo un escalón en un camino o un puente. Los escalones deben estar entre uno y tres centímetros por encima del suelo, apoyados sólidamente, como si hubieran echado raíces. Pueden colocarse en línea recta, una vez para el pie izquierdo, otra para el derecho, esta distribución es conocida como chidori o chorlito, ya que es igual a la huella que dejan las aves; o pueden formar un conjunto, en grupos de dos, tres, cuatro o cinco y cualquier combinación de las mismas.
El sendero es simbólico del paso por la vida, incluso piedras específicas en el sendero pueden tener un significado. Una piedra mucho más ancha en el camino, indica que hay que detenerse para disfrutar de la vista que se presenta en ese lugar.
Hay otras piedras para lugares específicos, demasiado numerosos para mencionarlos. Si se observan los principios básicos de diseño, se puede capturar el verdadero espíritu del jardín japonés.

• Mizu (el agua)
Japón es un país insular con lluvias abundantes, lo cual hace que existan jardines extraordinarios. Incluso en el jardín karesansui, la grava rastrillada representa el agua del mar. Piedras planas de río, dispuestas muy juntas y ordenadamente, pueden simbolizar un torrente. En el jardín de té, donde no hay arroyos ni estanques, el agua juega un papel importantísimo, utilizada para el ritual de la limpieza en el chozubachi o cuenco de agua, hecho en piedra, que originalmente usaban los monjes budistas durante el período Kamakura.
Estos recipientes se encuentran en templos y santuarios. Son llenados con agua y se usan para limpiarse las manos y mojarse la boca antes de entrar. Esta práctica era para purificarse antes de la ceremonia. Los maestros del té popularizaron el uso del chozubachi, colocados al principio en parques y jardines de personas ricas.


Aunque no hay reglas fijas para su ubicación, se verá mejor si se pone en una zona bastante abierta, contra un telón de fondo verde o un muro de piedra. A medida que el agua se llena y se vacía del shishi–odoshi, el clack de bambú sobre la piedra marca el paso del tiempo.
Este es el significado más profundo del agua en el jardín japonés. La vista y el sonido de su flujo inexorable están ahí para recordar el paso implacable del tiempo. Un puente a menudo cruza el agua y al igual que el camino, los puentes denotan un viaje.
La palabra para puente, hashi, también es la palabra usada para borde. Los puentes son un símbolo del paso de un mundo a otro, un tema que se encuentra en todo el arte japonés.

• Shokobutsu (Las plantaciones)
Las plantas juegan un papel secundario, pero no dejan de ser una preocupación primordial al diseñar un jardín. Mientras que las piedras representan la permanencia inmutable, los árboles, arbustos y plantas perennes, muestran el paso de cada temporada. Los estilos de jardines anteriores utilizan realmente las plantas para evocar connotaciones poéticas o para corregir las deficiencias de geomancia, esto tiene un significado poco importante actualmente.
El estilo Heian se vio oscurecido por la influencia Zen, las plantas perennes y el césped dejaron de usarse. La lista de plantas que se usan es corta, pero actualmente, los diseñadores están ampliando la variedad de material usado. Los japoneses usan para hacer sus jardines, solo plantas nativas ya que no está bien visto el uso de exóticas vistosas.


En el jardín japonés pinos, cerezos, arces y bambúes son las plantas más características, pero se debe dejar espacio para usar otras plantas consideradas agradables. Los árboles perennifolios son los centrales en la plantación, usando los caducifolios para dar un toque, sobre todo por el color de las flores y del follaje.

• Tenkebutsu (Los ornamentos)
Las linternas, los cuencos de agua, deben usarse dando un acento arquitectónico, sobre todo cuando es necesario un punto visual interesante en el conjunto del jardín. Los ornamentos están subordinados al jardín y no a la inversa.


• Linternas
El estilo kasuga es una linterna vertical, formal, con la base de piedra. Esta característica la distingue del estilo oribe, cuya base está hundida en el suelo. La linterna de estilo yukimi tiene patas cortas en lugar de pedestal. Mientras más formal es el jardín, igual debe ser la linterna. Foto 5

 5 Linterna Kasuga
Foto 5: Linterna Kasuga 

 

 

• Shakkei (o paisaje prestado)
Es la técnica que consiste en incluir el paisaje de fondo en la composición del jardín. Es de buen gusto incorporar una montaña lejana en el diseño, destacándola con piedras y plantas en el lugar adecuado.
Hay cuatro tipos de paisajes prestados:
- lejos, una montaña distante;
- cerca, un árbol afuera de una valla;
- alto, por encima de la valla;
- bajo, vista desde una valla a través de una ventana en la misma.

La sensación del jardín
Para hacer bien un jardín japonés, se deben seguir tres Leyes:
 - Primera ley: el diseño debe adaptarse al sitio y no a la inversa.
 - Segunda ley: se ponen primero las rocas, luego los árboles y por último los arbustos.
 - Tercera ley: se deben conocer las normas shin, gyo y so. Esto hace que se vaya en la dirección correcta para crear un buen jardín.

El jardín es un lugar sutil, con contradicciones y también imperativos. Las reglas son absolutas, pero pueden romperse con otras reglas. Desde el punto de vista Zen el sentido es perfecto, por ejemplo, el koan*: “si se encuentra con Buda en el camino, debe matarlo”, el significado de esto es que no hay que aferrarse a las reglas ciegamente.

Estas tradiciones en el mundo moderno prácticamente carecen de significado. Los jardines de otras épocas ya no se realizan ni siquiera en Japón.
Un jardín es japonés si está en Japón, fuera de allí es un jardín de estilo japonés.
Cuando a Rikkyū se le preguntó qué constituía el perfecto roji, contestó, “musgo verde grueso, soleado y caliente”. En otras palabras, la sensación de cuál es el rasgo o característica más importante.

* Un kōan es en la tradición Zen, un problema que el maestro plantea al alumno para comprobar sus progresos. Muchas veces el kōan parece un problema absurdo, ilógico o banal. Para resolverlo el novicio debe desligarse del pensamiento racional común para así entrar en un sentido racional más elevado y aumentar su nivel de conciencia, para intuir lo que en realidad le está preguntando el maestro, que trasciende al sentido literal de las palabras.