Graciela Cuesta, Sonia Fioretti, Inés Lorello, Alicia Pereyra y Teresa Gutierrez
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.


Argentina, por su gran variación latitudinal y altitudinal, es uno de los países con mayor diversidad biológica del mundo. Se identifican entre 12 a 18 regiones ecológicas diferentes en las que existen alrededor de 9.938 especies de plantas vasculares, de las cuales el 20% crecen exclusivamente en ecosistemas de nuestro país (endémicas) (FAO, 2008).


Figura 1En el centro oeste argentino se destacan 4 regiones: Altoandina, Puneña, Estepa Patagónica y Monte. El mayor número de especies nativas se encuentra en la región Andina y Altoandina; en el Monte, alternan especies nativas endémicas con especies que habitan también en otros países (Cosmopolitas).


El Monte es la región predominante y se caracteriza por tener clima cálido y seco, con gran amplitud térmica diaria y estacional, y escasas precipitaciones (menos de 250 mm) concentradas en verano, bajo estas condiciones domina la vegetación de tipo xerófila. La comunidad característica es el jarillal o la estepa de Larrea (jarilla), con predominio de dos especies: Larrea divaricata Cav. y Larrea cuneifolia Cav. Otra comunidad importante son los “algarrobales” de Prosopis flexuosa DC. y P. chilensis Burkart. Junto a estas comunidades conviven gran diversidad de especies herbáceas (anuales o perennes) y subarbustivas, cuyo uso potencial (medicinal, aromático, ornamental) está siendo revalorizado. El pastoreo, los incendios y el avance de la urbanización están provocando pérdidas importantes en la biodiversidad local. Según el especialista en botánica, Ing. Agr. Eduardo Méndez (2007), con el desmonte en el pedemonte de Mendoza para la construcción de barrios privados, se perdieron 34,1 % de especies nativas endémicas y 58,8 % de nativas no endémicas.


El estudio e introducción a cultivo con diversos fines, puede ser una alternativa para revertir la pérdida de recursos genéticos nativos. En este contexto, la Facultad de Ciencias Agrarias, UNCuyo y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) llevan adelante líneas de trabajo cuyo objetivo es la introducción, evaluación y mejoramiento de nativas por su valor ornamental.
Las plantas ornamentales son ampliamente utilizadas con el fin de generar un entorno agradable en espacios públicos o privados. En las últimas décadas, tomó especial importancia la xerojardinería, entendida como la utilización de especies ornamentales adaptadas a condiciones de climas áridos y secos. La disponibilidad de variedades comerciales adaptadas a condiciones de aridez y eficientes en el uso de agua es limitada.


Existen antecedentes sobre la introducción y evaluación por valor ornamental de algunas nativas de Mendoza, se presenta una breve descripción de las especies estudiadas:

  • Lecanophora heterophylla (Cav.) Krapov., “malvisco violeta”, herbácea semi perenne con floración profusa y prolongada de un llamativo color fucsia que se puede introducir fácilmente a partir de semilla. Adecuada para colocar en suelo en jardines nativos.
  • Solidago chilensis Meyen, “penacho de oro”, es una herbácea perenne, de 0,40 a 1,20 m de altura que podría utilizarse como transición entre herbáceas más pequeñas y arbustos. Tiene buena conservación como vara cortada y posibilidades de ser utilizada como flor seca. Llena los ambientes de un aroma agradable. En su hábitat natural se observan poblaciones de diferente altura siendo de particular interés para el mejoramiento determinar si es una característica genética o está asociada a las condiciones del suelo.
  • Portulaca sp., “flor de seda”, herbácea, efímera, aparece formando grandes poblaciones en suelos arenosos, generalmente después de una lluvia. En borduras o macetas tiene floración abundante que continúa durante varias semanas. Se estudiaron dos especies: Portulaca grandiflora Hook., de flores grandes y fucsias y Portulaca echinosperma Hauman de flores más pequeñas y naranjas. Se multiplican fácilmente a partir de semillas aunque es difícil recolectarlas en su hábitat natural ya que el fruto es dehiscente y la semilla muy pequeña.

 

 Penacho amarillo Solidago   Lecanophora malvisco violeta  portulaca equinosperma flor de seca 
 Portulaca grandiflora flor de seda

Figura 1. a la izquierda “penacho amarillo”, al centro “malvisco violeta” y a la derecha dos especies de “flor de seda”. 

  • Sphaeralceas, “malviscos” (Fotos, serie 2) es un género con especies de plantas semiperennes que permanecen a través de yemas superficiales o rizomas. La semilla colectada a campo tiene regular poder germinativo. Una vez en cultivo germina bien. Se han evaluado tres especies: Sphaeralcea miniata (Cav.) Spach, (flores de color naranja o minio), es la más difundida en zonas urbanas y semiurbanas; Sphaeralcea mendocina Phil., (flores rosa intenso a blanco y follaje grisáceo), crece a mayor altura que miniata;
  • Sphaeralcea sp. (flor rosa a blanco, hábito compacto y bajo), tiene buen comportamiento para cultivo en maceta aunque luego de un tiempo los entrenudos se alargan perdiendo valor ornamental. En estas especies se ha observado gran variabilidad lo que permitirá realizar selección de líneas con diferentes características.
  • Schizanthus grahamii Gillies ex Hook. “pajarito cordillerano” (Fotos, serie 2), es una herbácea anual que se destaca por la forma y color de las flores y por su floración profusa durante la primavera-verano; además sus hojas lobuladas tienen un atractivo particular. Se encontró aptitud para ser cultivada en macetas, en canteros o en suelo y también como flor de corte.
  • Glandularias, “verbenas” (Fotos, serie 2), son herbáceas perennes de floración abundante y extendida desde inicio de primavera a otoño. Se multiplica por esquejes. Se ha trabajado con G. perakii Covas & Schnack; G. tenera (Spreng.) Cabrera; G. dissecta (Willd. ex Spreng.) Schnack & Covas de flores lila y G. peruviana (L.) Small de flores rojas
  • Hysterionica jasionoides Willd, “botón de oro” (Fotos, serie 2), por su floración y su altura se adapta bien a cultivo en maceta o en borduras. El color amarillo de sus flores vira al naranja a medida que estas maduran. Se multiplica fácilmente a partir de semilla.
fot 1    foto 2 foto 4  
 foto 3

Figura 2. A la izquierda, plantas de “malvisco”, al centro arriba “pajarito cordillerano”, centro abajo “botón de oro” y a la derecha, “verbenas”

En la actualidad, el grupo de nativas Facultad-INTA está realizando salidas de recolección y multiplicación de los materiales y ha iniciado su evaluación, caracterización y selección por aptitud para los distintos fines ornamentales (canteros, maceta, borduras, rocallas) con énfasis en techos verdes.
Si te gustan las plantas nativas, lo mejor es comprarlas en viveros que las multiplican. Si querés buscar material te damos los siguientes consejos:

  • Para evitar que se pierdan especies: no saques material si hay muy pocas plantas.
  • No saques plantas enteras, por lo general tienen raíces muy profundas y las plantas mueren.
  • Infórmate sobre la época en que las plantas de tu interés están produciendo semilla.
  • Si sabes que la especie se puede multiplicar por esquejes, corta solo una rama de cada planta para permitirles seguir desarrollando.
  • Antes de la salida para recolectar material prepara los elementos necesarios: bolsas de polietileno limpias, tijeras de podar afiladas, papel húmedo para proteger los esquejes, bolsitas o tubos para guardar la semilla. En tu casa debes contar con macetas y sustrato preparado para colocar los esquejes inmediatamente.
  • Si el fin de la salida es solo de paseo; no “aproveches” para sacar material, seguramente no lo conservarás en condiciones adecuadas y se terminará perdiendo.
  • Por último, y muy importante: tener en cuenta que está PROHIBIDO sacar material vegetal de áreas protegidas (Parques Nacionales o Provinciales).

 

Bibliografía
Cuesta, G.; Vespa, J.; Videla, M.E. y S. Fioretti. 2005. Recolección y evaluación preliminar de cinco especies nativas de Mendoza con posible valor ornamental. VII Jornadas Nacionales de Floricultura-Trevellín, Chubut.

FAO. 2008. Informe nacional sobre el estado de los recursos fitogenéticos para la agricultura y la alimentación. http://www.fao.org/3/i1500e/Argentina.pdf
Mendez, E. 2009. Biodiversidad de la flora del flanco oriental del Cordón del Plata, Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina. Catálogo Florístico. Bol. Soc. Argent. Bot. 44(1-2): 75-102.
Mendez, E. 2007. Pérdidas de biodiversidad vegetal en ambientes de cerrilladas pedemontanas de Mendoza, Argentina. Rev. FCA-UNCuyo. Tomo XXXIX. N°1: 107-116.
Pol, R; Camín, S. y A. Astié. 2005. Situación ambiental en la ecorregión del monte. Situación Ambiental Argentina 2005. Fundación Vida Silvestre Argentina.
Videla, E.; Fioretti, S.; Aguilar, M.; Cuesta, G. y M. Savietto. 2006. Valoración de especies nativas con fines ornamentales. XX Jornadas de Investigación y II de posgrado de la Universidad Nacional de Cuyo. Mendoza.

Descriptores

Español: Vegetación – Recursos genéticos – Plantas ornamentales – Mendoza – Argentina

Inglés: Vegetation – Genetic resources – Ornamental plants – Mendoza – Argentina

 

Palabras clave

Español: Plantas nativas

Inglés: Native plants